aguayo

17

oct

El Aguayo

Venís al norte y te encontrás con unas telas similares a una manta que todos queremos tener en casa, es el Aguayo.

El aguayo es una prenda rectangular usada en Argentina, Bolivia, Perú y norte de Chile como mochila, abrigo o adorno, particularmente por mujeres de ascendencia indígena.

Aunque es originaria del altiplano, su uso se ha extendido a zonas bajas como Lima, Santa Cruz de la Sierra y Buenos Aires por la inmigración de habitantes del altiplano.

Por lo general los aguayos son muy coloridos con franjas de colores que se alternan y con franjas con figuras simples.

Para que una tela sea considerada un aguayo es fundamental la contraposición de matices entre una y otra raya, y la alternancia de distintos grosores.

Estudios semánticos demostraron que esa situación de constraste óptico lo extrae el nativo de un pajarillo que habita la zona, que se llama allgamari, de definida coloración blanca y negra.

Las telas a rayas del tipo aguayo son aplicadas a distintas labores antiguas y actuales: uncus, talegas, costales, axsus (prendas femeninas que cubren la espalda), chuspas, etcétera. Cuando un sector de la tela permanece liso, se lo denomina “pampa” y las rayas pueden comprimirse hacia ambos extremos.

Como queda establecido a partir de los colores del ave “allgamari”, un aguayo puede ser simplemente blanco y negro o de tonos naturales tenues. El cambio de las costumbres llevó a teñir los aguayos de estridentes tintes, que son el placer de los nativos y también de los turistas y que sirven para destacarse en el paisaje terroso de Los Andes.

By alcama|Blog|0 comment

Comments are closed.